‘La Bohème’, en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona

danza teatro La Boheme

Una nueva producción de ‘La Bohème’ llega al Liceo de Barcelona de la mano de Jonathan Miller.

Dos repartos de alto nivel con la participación de Olga Kulchynska como Musetta, ganadora de la edición 2015 del Concurso Tenor Viñas. La puesta en escena, realista y tradicional, se inspira en las fotografías de Brassaï y Cartier-Bresson de la década de los años 30 del siglo XX.

La Bohème de Puccini, una de las óperas más célebres del mundo, se puede ver en el Liceu desde el pasado 18 de junio hasta el día 8 de julio con una producción de Jonathan Miller tradicionalista y llena de realismo que se inspira en las fotografías de Brassaï y Cartier -Bresson de la década de los años 30 del siglo XX. Marc Piollet, que nos sedujo con la dirección musical de Carmen de Calixto Bieito la temporada 2010/11, dirigirá la Orquesta del Liceo en una Bohème que destaca por la excelencia en su reparto.

En el papel de Mimí alternarán las sopranos Tatiana Monogarova y Eleonora Buratto, que debuta el rol en el Liceu, y en el de Musetta, las también sopranos Nathalie Manfrino y Olga Kluchynska, esta última, ganadora de la edición 2015 del Concurso Tenor Viñas. El grupo de bohemios está encabezado por el doble debut del tenor Matthew Polenzani, que no sólo actúa por primera vez en el Liceu sino que se estrenará en el rol de Rodolfo, alternado con Saimir Pirgu, que ya lo pudimos ver en La Bohème de la temporada 2011/12. Artur Ruci?ski y Gabriel Bermúdez completan el reparto con Marcello.

La historia de amor entre Rodolfo, el poeta, y la dulce Mimí, una vecina bordadora, marca el ritmo de la obra, que se sitúa en el París de 1830, cien años antes de la apuesta de Miller. En el Barrio Latino, un grupo de bohemios, entre los que se encuentra el protagonista, con sus compañeros Marcello, Schaunard y Colline, conviven en una mansarda con el frío y el hambre, sin poder pagar el alquiler. El contrapunto a la pareja protagonista, que se debate entre los celos y el miedo a la enfermedad de la chica, son la pareja Marcello, pintor, y Musetta, una mujer fatal que acaba ayudando Mimí en los momentos difíciles.

AGENCIA DE COMUNICACIÓN artes escénicas

La ópera presenta grandes momentos musicales, como las célebres arias del primer acto ‘Che gelida Manina‘, en la que Rodolfo calienta la mano de una Mimí desvalida que ha venido a la casa de los artistas a pedir cerillas. Después de que el poeta se presente a ‘Chi sueño? Sono un poeta’, lo hace la chica, cantando ‘Mi chiamano Mimí‘, una página llena de ternura y donde se ve reflejado el idealismo que rodea la trama. La Bohème se estrenó el 1 de febrero de 1896 en el Teatro Regio de Turín y llegó al Gran Teatro del Liceo el 10 de abril de 1898. La última representación fue el 19 de marzo de 2012 y se ha podido ver el Gran Teatro 257 veces.

El Liceo con las escuelas de diseño

El Liceo, a través de su proyecto social, facilita el acceso de la música en general y la ópera en particular a nuevos públicos, potencialmente público joven, como los estudiantes de algunas de las principales escuelas de diseño de Barcelona como el escuela Massana Centro de Arte y Diseño, ELISAVA escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería de Barcelona y Bau Centro Universitario de Diseño. Con estos centros se ha puesto en marcha a lo largo del curso iniciativas conjuntas de investigación y experimentación con el diseño y la ópera como ejes principales.

Una de las acciones planteadas en este acuerdo es la creación de diferentes cápsulas audiovisuales que ilustran algunas de las óperas programadas en el Liceo a lo largo de la temporada 2015/16. En la página web del Liceo y en el canal Youtube oficial del Gran Teatro se puede visualizar los trabajos que los alumnos de Taller Audiovisual I de Bau Centro Universitario de Diseño han llevado a cabo alrededor de La Bohème, entre otros títulos.

Actividades complementarias

Más After Opera en La Bohème de la mano de Courvoisier. Los próximos días 18 de junio y 1, 2 y 8 de julio el público podrá alargar la experiencia de la ópera una vez finalizada la representación con un refrigerio en el Salón de los Espejos. Las frutas serán las protagonistas de estas tres bebidas estrella para todos los que quieran disfrutar de una experiencia completa: Smash de pera y vainilla, Sour de manzana y Cooler de naranja amarga. Die Zauberflöte, el último título de la temporada, también tendrá días After Opera -se anunciaban los días cada presentación- donde no sólo permanecerá abierto el servicio de restauración del Teatro, sino que el público también podrá disfrutar de un cocktail gentileza de Courvoisier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>