Danza Teatro

Revista española de artes escénicas, danza, teatro, circo…

entrevistas

«La situación de la danza contemporánea en nuestro país no ha mejorado» entrevista a Mónica Runde 10 & 10 Danza

MonicaRunde_LuisGaspar

Mónica Runde, es la artista al frente de 10 & 10 danza, que este año celebra sus bodas de plata como ya os contábamos en esta revista en artículos anteriores. En esta ocasión hemos querido acercarnos a la figura de su directora (desde sus orígenes junto a Pedro Berdäyes y desde 2005 en solitario) para saber cómo está viviendo esta efeméride tan especial en la compañía a la que pertenece y que le pertenece, pues en las relaciones tan longevas al final se impone la complicidad…

De 1989 a 2014… 25 años al frente de 10 & 10 Danza. ¿Qué balance haces de este cuarto de siglo?

«Creo que 10 & 10 danza ha sabido navegar bien en estos 25 años de vida. Nos hemos ido adaptando a los momentos económicos y culturales. Hemos conseguido una proyección internacional que ha ido cambiando de fronteras según los años (al principio más Europa y luego Latinoámerica) lo que durante tiempo ha permitido que la compañía continuara adelante. Tenemos un reconocimiento tanto interno como fuera de las fronteras y 10 & 10 es un referente de la danza contemporánea madrileña. Eso me lleva a un balance positivo aún cuando no estamos en el lugar que creo nos correspondería –  a las compañías de danza contemporánea españolas con esa trayectoria en el tiempo – en cualquier otro país de nuestro entorno»

¿Qué tenían aquellos años 80 que no tienen los actuales?

«Y que tienen los actuales que no tuvieran los 80’s… Los 80’s estaban llenos de energía y ganas de hacer muchas cosas. De alguna manera éramos un colectivo que en España tenia todo por hacer y por descubrir a otros y a nosotros mismos. Hoy, hay mucha desilusión y un paro y un ”parón” tremendo. Entonces se dieron las circunstancias para que surgieran compañías con elencos más o menos estables que nos permitieron producir con una calidad muy alta y un número interesante de intérpretes y hoy desaparecen compañías y se trabaja por proyectos en cortos periodos de producción y exhibición y el número de intérpretes es cada vez menor (asistimos a un resurgir del solo y el monólogo como medio de supervivencia del creador escénico donde no tiene cabida el intérprete puro y duro). En los 80’s no había Conservatorios donde se impartiera Danza Contemporánea y estudiábamos más allá de los pirineos. Empezamos las compañías importando bailarines de Europa y ahora se egresan cientos de excelentes intérpretes en danza contemporánea en nuestro país cada año. Tampoco había espacios donde se programara con regularidad y ahora tenemos festivales dedicados a la danza contemporánea en casi todas las Comunidades Autónomas. Parecería que la situación de la danza contemporánea en nuestro país ha mejorado, pero por desgracia no es así. Los 80’s fueron un hervidero de ideas y de sentar bases, los 90 fueron el gran boom de surgimiento de compañías, espacios de exhibición, ayudas institucionales, expansión al extranjero y entrada en la educación reglada. En los 2000 surgieron nuevos creadores, jóvenes salidos de nuestras escuelas con ganas de bailar, crear y hacerse un hueco en el panorama de la danza contemporánea española. Pocos pudieron hacerse ese hueco en una sistema de escasa exhibición copado por los que ya estábamos y con ayudas que en vez de crecer junto con el sector han ido decreciendo paulatinamente y se han quedado en algo anecdótico. Opino que estamos involucionando a la precariedad de producción y exhibición de los 80’s y tenemos que plantearnos un nuevo modelo de creación y gestión »

Al margen de la evolución del mercado, la compañía… la persona también atraviesa multitud de procesos, etapas, fases… a lo largo de 25 años Y Mónica Runde ¿En qué ha cambiado? ¿Cómo ha sido su evolución individual al frente del colectivo?

«La experiencia y la edad te aportan una mayor capacidad de observación y mejora a nivel gestión y dirección. Como creadora los años te dan oficio y una manera más reposada de afrontar un nuevo trabajo. Hace 25 años tomaba todas las decisiones casi en solitario y ahora prefiero compartir y debatir decisiones a tomar, incluso en la creación, por eso me rodeo de magníficos equipos artísticos y de producción.»

Su primer programa, HORA PUNTA, marcaba las bases de la compañía hasta 2004 ¿Cuáles eran esas bases?

«Dos caras de una misma moneda. Dos creadores, Berdäyes y Runde, que no creaban conjuntamente sino que cada uno presentaba su propio trabajo. Ir a ver a 10 & 10 significaba un programa doble, en número de creaciones y de duración. Mientras otras compañías presentaban una hora (más o menos) de una creación del director, nosotros presentábamos dos trabajos con un intermedio entre ambos y nuestros espectáculos duraban entre dos y dos horas y cuarto.»

Desde 2005 en adelante, encontramos una nueva etapa en el trabajo de 10 & 10 Danza, ya con Mónica Runde a los mandos de la producción de la compañía en solitario. ¿Qué objetivos se marcó para esta nueva etapa? ¿Cuáles eran las nuevas bases del trabajo de 10 & 10 Danza?

«Los objetivos no han cambiado. Seguir produciendo, actuando y siempre buscando que la calidad de trabajo sea impecable en su factura y ejecución. Comenzamos a trabajar por producción y abandonamos – por irreal a nivel económico – el tener un elenco estable durante todo el año. Desde el 2008, una novedad, apoyar proyectos de creadores jóvenes desde la estructura empresarial de 10 & 10 danza S.L. Asi surgió Nabeirarrúa Danza (Mar López) y en el último año también apoyamos I Do Proyect (Iker Arrúe). Mientras sea posible seguiremos intentando abrir caminos a los nuevos creadores. Creo que es muy importante la transferencia generacional.»

¿Qué podemos esperar de 10 & 10 Danza de cara al futuro? ¿Qué producciones tienen en mente? ¿Cómo sería la compañía dentro de cinco años si se cumplieran sus deseos?

«La producción de este año es un fiel reflejo del momento que estamos viviendo. Es momento de solos. Hagamos uno con grandes creadores y rodeada de un equipo artístico de lujo. Para eso recurro a mis colegas, quiero tener una mirada exterior de mi trabajo como intérprete, algo que echo mucho de menos desde que me metí en la odisea de crear compañía y convertirme en coreógrafa. Como os decía más arriba 10 & 10 se ha ido adaptando a los tiempos y este es un ejemplo. Respecto al futuro más lejano según sean los acontecimientos iremos viendo como actuar. Estamos en un momento de aquí y ahora, mañana ya veremos

A lo largo de esta dilatada experiencia, ustedes han girado por muchos países del extranjero… ¿Cuál les ha recibido mejor? ¿Es posible exportar cultura española al exterior? ¿Qué imagen se tiene de nuestras compañías en el extranjero?

«En nuestro pais el público de la danza contemporánea es escaso y elitista, mientras que en otros países europeos y latinoamericanos llevan muchos más años produciendo, enseñando y programando danza y eso lo hace un arte más popular que en nuestro país. Solo hay que pensar que en Alemania ya tenían escuelas oficiales de danza contemporánea en los años 20, en Ciudad de México en los 40 y en Madrid no hemos tenido esa especialidad en los Conservatorios hasta el año 2000…  En general otros paises acogen muy bien la danza contemporánea española. Gustan nuestras propuestas y alemanes son los más efusivos junto con brasileños.»

A alguien que lleva un cuarto de siglo al frente de una compañía de danza, le podemos preguntar ¿Cuál es en su opinión el nivel de las compañías de danza, teatro… escénicas en resumen, en España?

«En España no hay compañías de danza contemporánea. Quedamos creadores que trabajamos por producción. Mantener hoy un elenco estable y una sede es imposible.»

El momento presente, está marcado por la profunda crisis que hemos vivido y que tanto ha afectado al sector de las Artes Escénicas. ¿Ha sido lo más difícil en estos años de historia de la Compañía?

No. Lo más dificil fue construir el barco y que flotara.

1 COMENTARIO

  1. Muy interesante la entrevista, ojalá pudiéramos decir que va mejor la danza, y en general toda la cultura de nuestro país. Tenemos talento, obras, espectáculos, conciertos y en general cultura de mucha calidad, muy apreciada en otros países. Tal vez sí que una gran oportunidad esté en la exportación de este conocimiento y sentimiento al extranjero, ya sea Alemania o Brasil como comenta Mónica, o bien a nuevos horizontes. En Suecia por ejemplo yo estuve viviendo y todo lo que era arte, tradiciones y cultura de aquí les parecía fascinante.

    Que paséis un buen día y gracias por la entrevista, muy entretenida e informativa 🙂
    Judit.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.