Danza Teatro

Revista española de artes escénicas, danza, teatro, circo…

entrevistas

«Si quieres vivir del teatro tus trabajos deben ir enfocados a los más pequeños o a los adultos» J. Luis Luque director de Elfo Teatro

entrevista j luis luque elfo teatro

¿Qué es Elfo Teatro? Esa es la gran pregunta que queremos responder en Danzateatro. Nos llama la atención su propuesta artística, esa escenografía tan cuidada y bella, la temática, el tratamiento narrativo de los temas… Y para responder a esa gran pregunta y descubrirnos qué es Elfo Teatro, nada mejor que hablar con José Luis Luque, su director. Con él, vamos a ir desgranando no sólo la historia y avatares de esta compañía sino también todo su trazado temático, técnico y estratégico…

¿Cómo nace la compañía? ¿Cómo fueron sus orígenes?

«Elfo teatro nace en 1981 en un sótano de la calle Elfo en el barrio de Quintana (Madrid), durante 10 años este espacio fue un Laboratorio de teatro centrado en la búsqueda de una interpretación más expresiva del cuerpo y la voz del actor y en su entrenamiento. El Laboratorio Elfo Teatro estaba dirigido por Alfonso Romera  que fue miembro de la compañía Ditirambo en los comienzos del Teatro independiente y es un prestigioso maestro en la enseñanza de las técnicas de la voz en el actor. Nuestro trabajo entonces estaba influenciado por el teatro de Jerzy Grotowski y Tadeusz Kantor.

Al comienzo de los 90,  parte de la compañía se traslada a vivir al Valle de las Cinco Villas en la Sierra de Gredos,  quedándose en Madrid la parte que se dedicaba a la enseñanza. En estos años me hago cargo de la compañía como director de los espectáculos de la misma, y también, comienza nuestra relación con las marionetas en la escena. La compañía se planteó una experiencia itinerante: a bordo de un carro tirado por una mula llevaríamos a los pueblos del Valle del Tormes una obra de Valle Inclán, “La cabeza del Dragón”, mi compañera Pilar Cosa y yo,  en aquellos momentos construíamos marionetas para su comercialización en tiendas o ferias de artesanía y vimos que el montaje era ideal para un trabajo con marionetas. Y así, fue el comienzo de nuestra relación con las marionetas, durante 30 días recorrimos a pie pueblos de Ávila y Salamanca ofreciendo aquella obra en la que los títeres y los actores se relacionaban sin ningún tipo de jerarquía. La década de los 90 fue productiva, la compañía tenía una formación numerosa que nos permitía abordar trabajos más ambiciosos y diferentes, trabajábamos tanto en calle como en sala, de aquella época son una adaptación con marionetas de “La tempestad” de William Shakespeare, “Perlimplín con Belisa en su jardín” de Federico García Lorca y el espectáculo de calle “San Jorge y el Dragón”, entre otros.

En el año 2000, la compañía emigra a tierras de la Sierra Norte de Guadalajara en donde reside en la actualidad.»

¿Qué aspectos abarca su actividad? Creación, producción y distribución, formación… ¿Qué aporta cada uno de ellos?

«Aquí construimos nuestros espectáculos desde cero: escenografía, vestuario, marionetas, composición musical e iluminación. El grupo de creación que formamos nos permite en cierta medida una autonomía en el proceso creativo,  y aunque trabajamos con una distribuidora a nivel nacional con espectáculos concebidos para teatros, damos la misma importancia a otros trabajos que están más enfocados  a redes locales y provinciales: colegios, institutos, bibliotecas, fiestas, encuentros… y en donde el conocimiento de lo que hacemos se produce boca a boca.»

El amor por la marioneta es una constante en la obra de la Compañía y un rasgo de su identidad… ¿Cómo es esa relación con los muñecos? ¿Qué aportan a nivel narrativo, escénico, artístico…? ¿Se les puede dotar de alma?

«Desde que comenzamos a convivir con las marionetas han estado en casi todos nuestros espectáculos, ya sean de calle, de sala, de adultos o infantiles, conectan con los niños de manera inmediata porque es similar a la manera en que ellos juegan con sus muñecos,  y a los adultos, les sorprende verse como espectadores crédulos de estos seres. Las marionetas nos permiten abordar gran variedad de trabajos por versatilidad técnica y adaptabilidad estética, nuestra manera de manipularlas suele ser a la vista del espectador con lo que se produce un traspaso de esencias: la marioneta se humaniza y el actor tiene algo de marioneta manipulada. El alma de las marionetas está en la técnica de manipulación y en la sincronía de actor y muñeco.»

Nuestro público actual son sobre todo los niños, seguramente no por elección propia sino por una cuestión de cómo está concebido el mercado

¿Cuál es vuestro público más habitual?

«Nuestro público actual son sobre todo los niños, seguramente no por elección propia sino por una cuestión de cómo está concebido el mercado. Nuestros espectáculos en un principio estaban hechos para todo tipo de público, no distinguíamos en demasía entre niños y adultos, si abordábamos textos exigentes, procurábamos adaptarlos o facilitarlos con la puesta en escena  para que llegara a edades más tempranas sin por ello perder la verdad de la propuesta. Pero si quieres vivir del teatro, te das cuenta que a partir de una edad los niños ya no asisten y que tus trabajos deben ir enfocados a los más pequeños o a los adultos, aunque siempre procuras hacer alguna excepción, lo cual quiere decir que algún año vas a comer menos y a mantener el tipo.»

A nivel narrativo tenéis cuentos como el carro mágico o el lobo bobo, pero también obras de más madurez con personajes como Don Perlimplín, obras como Voces del 98… ¿Cómo es vuestro trabajo en la dramaturgia cuando planteáis una nueva obra? ¿Qué tipo de historia os gusta más contar?

«Cuando abordamos una nueva obra es siempre porque algo nos tocó de una manera poética, ya sea la manera en que se cuenta, lo que cuenta, las ilustraciones,…. Después lo que más nos interesa es conocer al autor, su estética y su poética, respirarlo para ser fieles a su esencia aunque eso sea una presunción. Nuestras preferencias son variadas, en el mundo de los cuentos infantiles hay tal riqueza en los creadores que es una mina sin fondo, y en cuanto a los textos teatrales nos hemos enfocado hacia los clásicos, incluyendo autores del siglo XX.»

¿Cuáles son los proyectos de futuro de la compañía?

«Para romper la norma, en estos momentos, estamos adaptando un texto de John Berger, para adultos, claro, y una cosita sin texto, de creación colectiva y de pequeño formato para los más pequeños.» 

Pues esta es la propuesta artística de Elfo Teatro. Quedamos a la espera de saber más de esa cosita sin texto que pronto verá la luz y de la que daremos buena cuenta. Atentos a próximos artículos…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.